3 Acciones de los Niños Frente al Divorcio

Cuando Te Separas De Tu Pareja

Las separaciones no son fáciles para nadie, es que todos entendemos que es algo que está muriendo, por consiguiente y sin duda, hay un duelo, por lo que es importante aprender a manejarlo con nuestros hijos.

Además cada persona es diferente, e igualmente lo asumirá de manera diferente, lo que complica las cosas; sin embargo es necesario manejarlo, así que es mejor informarse de lo  que debemos hacer, así como lo que no debemos hacer.

Cuando Te Separas De Tu Pareja y tus Hijos se Molestan

Esta es  una de las formas más comunes de reaccionar. Además, en su cabeza y con su corta experiencia, alguien debe ser el responsable; alguien debe tener la culpa.

Lamentablemente hay muchas parejas (por no decir todas) que  comienzan a hablar mal de su ex. Sin embargo, somos muchos los que no lo reconocemos, porque es un acto que llega a ser hasta inconsciente.

Esto se debe a que cuando llega la separación ya han pasado tantas cosas y nos hemos acostumbrado a tratarnos tan mal el uno al otro, que nos resulta fácil continuar hablando mal de esa persona.

Sin embargo, debemos tener presente que los más afectados son  nuestros hijos, pues a ellos no les gusta escuchar que sus padres hablan mal el uno del otro, por eso lo primero que debemos hacer es escucharnos, para saber ¿qué mensaje estamos enviando a nuestros niños?.

Esta es una de las principales razones por la cual ellos se molestan, pues además de no tenerlos ya juntos a diario, también deben lidiar con los malos comentarios de sus padres.

Cuando Te Separas De Tu Pareja y tus Hijos no Soportan la Pérdida.

Ya hablamos que una separación es una pérdida y como tal, es necesario vivir el luto. Pero hay hijos, de todas las edades, a los que se les hace muy difícil superar este momento, entonces es posible que caigamos en errores.

Uno de los más comunes es regresar e intentar reconstruir la relación. Pues bien, si vas a intentar regresar, es bueno hacerlo de la mano de un especialista, pues son muchas las heridas que se abren tras una separación, por lo que los rencores pueden obstaculizar el avance de la relación.

Si ya decidiste terminar y no hay vuelta atrás, también es prudente buscar ayuda. Es que es necesario canalizar la cantidad de emociones que quedan tras la pérdida de un hogar.

Además, estas son cosas que se dicen muy fácil, pero la verdad es que tras la ruptura de un hogar, todo queda en ruinas, es como si hubiese pasado un huracán y no supiéramos por donde comenzar a reconstruir nuestras vidas.

Pues bien, hay que comenzar por lo que tenemos, mantener las rutinas dentro de lo posible, intentar hacer la menor cantidad de cambios posibles, a fin de mantener  esa estabilidad. Eso no quiere decir que los padres deban seguir dentro de la misma casa, matándose.

No, ese debe ser el cambio más drástico al que nos debemos enfrentar, pero es una realidad que hay que asumir, pues esa tormenta diaria, es más desgastante para todos, en especial para los más pequeños.

Cuando Te Separas De Tu Pareja y tus Hijos Aprovechan para Manipular.

Si eres hijo de padres separados, seguramente puedes recordar ¿Cuántas veces utilizaste esta situación para manipular?

Pues bien, ellos harán exactamente igual. Por eso es necesario poner las cosas en orden, y dejar las reglas claras. Los niños necesitan hábitos, rutinas, amor y firmeza. Si te sientes culpable y comienzas a ser permisivo para evitar la culpa, ellos lo sentirán.

Si uno de los dos permite algunas libertades y el otro no, ellos lo utilizarán a su favor, es por eso que es necesario intentar establecer puentes de comunicación, para unificar criterios, porque de lo contrario, las cosas comenzarán a escaparse de las manos.